Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

sábado, 11 de junio de 2011

La hora de los curas.


Por Luis Tornés Aguililla
Texto actualizado el 10 de junio de 2011.

Como si fuera del cielo, ahora nos han llegado los curas mayores y el primus inter pares no para de volar sobre el Atlántico con recados para la Unión Europea. Llega a Bruselas sin tambor ni trompeta, con una discreción que nos espanta porque los bellacos vemos, en esas sacras maneras, algo que raya en la complicidad con el régimen de La Habana.

Se han sentado en el modesto nicho que Raúl Castro les otorga, creo que ellos lo aceptan para ganar capítulo y espacio en la sociedad cubana que es rencorosa y socarrona y ¡ bibil pol bel !....

Nicho estrecho y a ras de suelo para que, por el momento, no les sirva de atalaya conquistadora aunque – se dicen ellos - que si bien es cierto que a esa discreta altura habrán llegado a gatas y con varias cruces a rastras, sus asuntos en Cuba merecen bien un medio siglo de humillante espera.

Con sigilo y tino, los curas grandes, los que mandan, dan por seguro que los generales de Raúl terminarán santiguándose como el ex coronel Putin y luego, en un lance contrarrevolucionario para fases terminales, la jerarquía también tiene por dado que cuando toda la chatarra litúrgica del castrofascismo se haya transformado en un magma para cerebros mononeuronales, el objetivo mínimo pero fundamental de la iglesia en Cuba podría ser considerado como una realidad tangible en esa isla de las maravillas.

Sí señor, los curas cruzan el Atlántico como lo hizo en su tiempo nuestro Gran Almirante quien sirvió de vector a la primera operación « import – export » del capitalismo moderno y nada malo hay en ello y mucho menos en decirlo aquí, para que no nos vengan después con el cuento.

Nuestros romanos tienen el temperamento comedido de la gente docta que, a la hora de lidiar con los dos alebrestados de Birán, pueden esperar y conformarse con lo que venga sin que les importe los leves gruñidos de un fulano ni el espacio discreto y mierdero de correveidile que Raúl Castro les asigna en el espectro cubano.

Cuando Fidel y Raúl se mueran, habrán serpentinas y cabezas salvadas en este carnaval de máscaras pero los que aspiramos a una República de ciudadanos libres en Cuba, aún no hemos dicho : amén.

Google search

Google