Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

lunes, 26 de febrero de 2007

CUBA, CONTRACULTURA Y REALISMO SUCIO

Confieso que leí "Trilogía sucia de La Habana" con una mezcla de asco, morbosidad, asombro y verguenza. Verguenza de pertenecer a esos sucios especímenes que deambulan, como sombras de sí mismos, por los campos y ciudades de Cuba.
Quizá mi formación teorética - y el hecho de ser esencialmente un poeta - incidieron en mi estupefacción al leer esos relatos llenos de alcohol, sexo, obscenidades e impudicias, no sólo materiales, sino-y sobre todo- morales.

En este punto, quiero abordar el Punto de Vista narrativo y las posturas del narrador.

La investigación sostenida y profunda del punto de vista empieza, tal vez, a partir de la observación, a menudo citada, de W. Booth en su capital obra narratológica de 1961, The Rhetoric of Fiction:

“Perhaps the most overworked distinction is that of person” (150); se refiere aquí Booth a la manera más común en esos años de identificar el “punto de vista”, i.e., “como narrador de primera / segunda / tercera persona”. Entre los que aludirán luego a la observación de Booth, se destaca G. Genette, que once años después decía en otra obra narratológica fundamental, “Discours du récit”:

“On a pu remarquer jusqu’ici que nous n’employons les termes ‘récit à la première – ou à la troisième – personne’ qu’assortis de guillmets de protestation. Ces locutions courantes me semblent en effet inadéquates” (252).

Pedro Juan Gutierrez seleccionó a sus narradores y personajes de almas sucias, impúdicas, blasfemas y pornográficas, como la expresión más esencial y cabal de los vericuetos en que se ha perdido la sociedad cubana actual, resultado de casi 50 años de la más adocenada vulgarización prolecult de la vida nacional.

Para mí, el Punto de Vista del narrador en estos relatos, expresa toda la podredumbre de un sistema que ha dejado sin esperanzas a millones de cubanos. Es la expresión de la rabia, la ira, el desencanto y la impotencia de seres humanos pérdidos en los diabólicos laberintos del castrismo.
Son los perdedores. Los que persiguieron un sueño y a un "lider" y terminaron en las encrucijadas de su propia ignorancia y sus fracasos. Como dice Carlos Varela en su canción, tomaron un largo camino: " que no sirvió de nada, de nada"
En su poema "Yo y la negra vieja lujuriosa" Pedro Juan da algunas de las claves y detonantes de su literatura:

"Descubrí que la vida es peligrosa
cuando uno tiene criterios propios
/sobre todo cuando uno tiene demasiados criterios propios/
y que mi generación sobrevive
atrapada en el desencanto
y la furia
y lo mejor que se puede hacer es apartarse de todo
Y vivir en una casita pequeña frente al mar
Una casita de madera donde el viento silbe en las rendijas
acompañado por una lujuriosa negra vieja
pervertida y desenfrenada
Así podría llegar a un final aceptable
(ni pensar en un final feliz)
Frente al mar con una negra vieja sucia
y medio loca
igual que yo"

Pero...¿Que es el Realismo Sucio? Traigo una cita de Wikipedia, para aclarar este punto:

"Con realismo sucio se designa un movimiento literario estadounidense surgido en los años 1970-80 que, en términos generales, pretende reducir la narración (especialmente el relato corto) a sus elementos fundamentales. Se trata de una derivación del minimalismo que tiene características propias. Al igual que aquél, el realismo sucio se caracteriza por su tendencia a la sobriedad, la precisión y una parquedad extrema en el uso de las palabras en todo lo que se refiera a descripción. Los objetos, los personajes, las situaciones deben hallarse caracterizados de la manera más concisa y superficial posible. El uso del adverbio y la adjetivación se reducen al máximo, dado que estos autores prefieren que sea el contexto el que sugiera el sentido profundo de la obra. En cuanto a los personajes típicos, siempre tienden a retratarse seres vulgares y corrientes que llevan vidas convencionales, en la línea de uno de los grandes referentes del movimiento, el cuentista O. Henry. Otra influencia importante en la corriente es la del narrador norteamericano J. D. Salinger. Son representantes destacados del realismo sucio los narradores estadounidenses Raymond Carver (1938-1988), Richard Ford (1944) y Tobias Wolff (1945), y asimismo se suele adscribir a ella al cubano Pedro Juan Gutiérrez (1950)"
Se olvidaron de Charles Bukoswki, aunque el cubano no conocía esa corriente nortamericana ni a ninguno de sus fundadores, según aclara en su entrevista para el diario español "El País"

Pero no es sólo en la literatura cubana que la podredumbre del sistema se expresa. La insatisfacción, el desencanto y las desesperanzas de la juventud cubana tienen otros escapes.
Los que no se lanzan al mar - por decenas de miles - huyendo del "paraíso bello de la Humanidad", toman la música para narrar su rabia. Y surge una música rebelde, provocativa y sin miedos con el rap, el reageton -casi prohibido- y el rock pornográfico del grupo "Porno para Ricardo, cuya canción "El Comandante" es una de las más grandes irreverencias que se registran en la historia de la música cubana - y quizá del mundo - para un gobernante del país. (Oir en Rhapsody.com)

Ellos son la contracultura, el rechazo a la cultura oficial, aburrida, llenas de loas y elogios para el Coma-andante e ideologizada hasta el tuétano de los huesos. Frente a la literatura y música oficiales y permitidas, esta es la antiliteratura y la anticultura.
Pero tengo la esperanza de que todo estas expresiones sucias y pervertidas del arte, den paso en nuestro futuro democrático, a la prosa bella y cultivada y a una música que que tenga las alas poéticas de Pepe Sánchez, Los Matamoros y Celia Cruz.

Un abrazo.

Asdrúbal Caner Camejo

Google search

Google