Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Cuba: El Congreso del PCC y el regreso de los “timbiriches”.

No, no se trata de algún un grupo vocal como pudieran pensar los mas jóvenes, son inaplazables medidas económicas, aquí les va una opinión.

Para “salvar su llamado socialismo” la dirigencia partidista cubana esta muy necesitada hoy, mas que nunca antes, de ese “capitalismo imperialista” que tanto declaran odiar. Aunque, a Fidel Castro, parecería importarle muy poco, pues en la actualidad, el vitalicio dictador, esta dedicado, al análisis y predicciones sobre la situación internacional y ha dejado la “papa caliente” en manos de su hermano menor.

Resulta contrastante que mientras Castro I, escribe cosas como esta: “…lo peor de la crisis actual es que las medidas tradicionales del sistema capitalista imperialista han sido ineficaces….”; su hermano, Castro II, esta planteando aplicar medidas de corte capitalista para solucionar los problemas de Cuba y afirmado que todo esta consultado o es de conocimiento de Fidel y que las ideas del dictador, “siempre estarán presentes”.

Pero no creo que existan contradicciones, Raúl, históricamente sometido a la voluntad de quien es y continuara siendo, hasta que la muerte le de baja natural, el Primer Secretario del PCC, acepta el papel que le ha tocado, para intentar salvar una nave que se va a pique y preservar “sin tachas” la imagen de luchador anticapitalista y antiimperialista de su querido hermano.

Nada es mas evidente, las medidas que el castrismo esta anunciando y se están viendo obligados a tomar, dejan muy claro que , después de medio siglo de atrincheramiento ideológico, el experimento económico de Fidel Castro, nunca tuvo éxito y su aplicación ha sido tan desastrosa, que según las propias palabras de Raúl Castro; “ no le queda otra alternativa que aprobar los cambios” que de hecho ya se están implementando, sin esperar a la discusión del próximo congreso partidista.

Sabemos que la convocada reunión de los comunistas cubanos , busca únicamente dar la imagen de una aprobación en bloque después de un “democrático debate”.

Las medidas que se proponen aplicar, son una pequeña muestra de las que están recogidas en los millones de planteamientos, que se recopilaron, cuando Raúl invitó al pueblo a expresarse sin miedo, ideas que costaron a no pocos cubanos el ser apartados, reprimidos y recluidos en prisión, por haberlas expresado, sin la debida autorización oficial.

Quizás las formulas económicas capitalistas no han sido la panacea, para los problemas de la humanidad, pero aquellas aplicadas como alternativas, por todos los estados que una vez, se proclamaron comunistas, se han ido extinguiendo como un leño que arde por tiempo limitado, con un fuego brillante, prometiendo una gran energía, para pasado un tiempo, extinguirse y convertirse espontáneamente en cenizas.

El castrismo, que respondió retador a la desaparición del bloque comunista proclamándose salvaguarda mundial de las ideas de Marx, Engel y Lenin, hoy necesita mas que nunca del capitalismo, aunque no dejan de repetir que lo hacen, únicamente, para defender “las conquistas del socialismo”.

Para mi , queda claro, la finalidad de la vieja cúpula es mantener el dominio y el control del gobierno, pues perderlo es el único precio que no están dispuestos a pagar.

Hace poco, en un desliz mental, Castro dejo claro que su experimento económico y político, después de medio siglo, no había dado resultados, mas tarde intentó enmendar la plana, pero ya estaba dicho y publicado al mundo, esa es quizás una de las mas contundentes verdades entre las pocas que el dictador ha pronunciado y sin duda alguna, al decirlo, fue traicionado por el subconsciente.

Pues bien , ha llegado el turno los “timbiriches”, el conteo regresivo del castrismo de vuelta al capitalismo y la necesidad de la aplicación de este último en la producción de vienes y servicios se reafirma con la propuesta para el renacer; de los “timbiriches y timbiricheros” calificativo que fue dado, en tono despectivo por Fidel Castro, a los pequeños negocios privados y a los cubanos que los regenteaban y lograron mantenerlos hasta el año 1968, pero que, catalogados como; el último reducto de lo inmoral del modo de vida capitalista en el país, fueron condenados a desaparecer “para siempre”, por el nuevo proyecto castrista.

Recordemos una pequeña muestra del ataque del gobernante cubano a un numeroso grupo de honrados trabajadores, en su discurso del 13 de marzo en aquel año:

“….Subsiste todavía una nata de privilegiados, que medra del trabajo de los demás y vive considerablemente mejor que los demás, viendo trabajar a los demás. Holgazanes con perfectas condiciones físicas, que montan un “timbiriche un negocio cualquiera, para ganar 50 pesos todos los días…. “

De esa forma denigrante, se refería Fidel Castro a hombres y mujeres que mantenían a los suyos desplegando iniciativas en pequeños negocios como; talleres mecánicos, sastres o costureras, en puestos de flores o de venta de alimentos ligeros , peluquerías y barberías o como carpinteros , albañiles y así muchas otras actividades, hasta completar una larga lista de empleos, esos cubanos, pasaron, obligatoriamente, a engrosar las ya infladas plantillas de un régimen que jamás pudo igualar en calidad y eficiencia los servicios que en esas pequeñas y modestas empresas brindaban.

Ahora el castrocomunismo se ve obligado y es bueno que así sea, a liberar de su tutela, en un año, al 20% de la fuerza laboral del país y les ofrece a esos trabajadores, el milagro de vivir gracias a las pequeñas empresas privadas, esas mismas que una vez fueron consideras un atentado a la “moral revolucionaria”, mientras el estado se trasformará; de “padre generoso y protector” en inflexible recaudador, con una política de altísimos impuestos.

Con las medidas que se anuncian, sabemos que, el nivel de iniciativa y la capacidad de inversión de los cubanos en su patria, quedará en extremo limitada, la mayor apertura y facilidades se darán al capital extranjero, evitándose así mayores compromisos políticos, internos.

Tengamos claro que los Castro y camarilla no asumen estos cambios de buena voluntad, sino por falta de financiamiento, no los anima el permitir que los cubanos, todos, volvamos a ser dueños de nuestro país, al contrario pretenden continuar ellos al mando. Ya lo recalcó uno de sus voceros oficiales, quien hoy atiende el Ministerio de Economía y Planificación, quizás el de mas peso especifico en cuanto a los cambios:

"…No hay reforma, es una actualización del modelo económico. Nadie piense que vamos a ceder la propiedad, la vamos a administrar de otra forma….".

Pero aunque no lo quieran, el regreso de los otrora “timbiricheros y timbiriches”, hoy trabajadores independientes, como siempre, por respeto, debieron ser llamados, pone en claro un camino por mucho tiempo prohibido a los cubanos y también una nueva forma de pensar, en la que, depender de un estado, dominante y totalitario para vivir, se convertirá en experiencia pasada, pues será ese estado, el que necesitará para subsistir, cada día mas, de la iniciativa independiente de sus gobernados y esto lógicamente implica una, visión alternativa, de una realidad que ya no pueden ocultar.

Ese padre supuestamente generoso, proveedor y por tanto con derechos de autoridad total, ya no podrá imponer sus condiciones con tanta facilidad, obligado como esta a desmontar su escenario y que todos puedan tomar conciencia de lo que en la realidad siempre ha ocurrido tras bambalinas:

El régimen castrista y su fallido experimento comunista ha sido el más ineficiente administrador y mas grande dilapidador de los bienes y recursos nuestra nación.


Nelson Núñez Dorta.

Representante del PSC

Qro.Mexico.

Google search

Google