Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

viernes, 11 de abril de 2008

AGENDA PARA LA TRANSICIÓN


Los representantes de la disidencia interna, incluyendo a mi Partido, el Partido Socialdemócrata de Cuba, han dado un paso más para la coordinación de trabajos, ante el proceso de sucesión gubernamental en Cuba.

No sé los términos de tal coordinación, ni los planes que se discutieron, pero cualquier paso que se dé para la unificación de la dividida oposición interna, es bienvenida.

El comunicado de esta reunión, establece la posibilidad de diálogos con el gobierno, aunque éste, hasta ahora, se mantiene en su arrogante y desdeñosa posición de desconocer y vilipendiar a los que se oponen a los planes dictatoriales de los comunistas. ´

Para mí, más importante que dialogar con el gobierno, es trabajar con la juventud cubana, cada vez más contestataria y rebelde, ante la enajenante situación a que ha sido sometida, bajo agendas que no tienen nada que ver con sus intereses.

Sólo se podrá doblegar la tiránica arrogancia de los gobernantes,

si la disidencia amplía su campo de trabajo a estos sectores emergentes, de tremenda fuerza en los destinos futuros de nuestro país, y los gana para la causa. Entonces, el gobierno se verá obligado a una transición verdadera, en reconciliación y paz, que defina y opte por un modelo de economía y democracia totalmente diferente a la dinosáurica agenda del actual régimen.

Y es que, hay algo en común entre la disidencia y esa combativa juventud: el tiempo del control y la impunidad absoluta de los castristas para imponer una utopía fracasada, ha terminado.

No hay marcha atrás, despues de medio siglo de asesinatos, encarcelaciones, destierros y bancarrota del modelo comunista para Cuba.

No hay marcha atrás para las aspiraciones de la juventud cubana, de vivir en democracia y en el pleno goce de sus derechos humanos, políticos, económicos y civiles. No es sólo la disidencia la que está quebrando las murallas del bunker castrista. Es también esa juventud que está empujando con toda fuerza, para acabar con todo el control totalitario sobre la vida de nuestro pueblo.

Ahí están los bloggers de esos jóvenes, haciendo trizas las cadenas de la Internet y el libre flujo de la información. Ellos saben que la información es poder y, sobre todo, el poder de transformar esas arcaicas, arbitrarias y viles estructuras impuestas a la fuerza bruta a nuestra isla. El mismo proceso está ocurriendo entre la juventud universitaria y en otros sectores poblacionales. Ya nadie cree en Fidel ni en Raúl, ni en esa osificada dirección comunista, que ha perdido el rumbo y no tiene nada nuevo que ofrecer a la nación cubana.

Creo que este no es el momento de hablar con el gobierno. Este es el momento de trabajar arduamente con nuestra juventud, y encausar su descontento para derribar la arrogancia y la impunidad del poder. Cuando esto se logre, a ese gobierno no le quedará nada más que hacer. Tendrán que sentarse a conversar o sufrir las consecuencias de un total estado de desobediencia civil, dirigido a las radicales transformaciones que se necesitan.


Después de 21 meses de sucesión y promesas, nada a cambiado. Las tímidas medidas tomadas son maniobras sin futuro. El gobierno trata de jugar sus cartas. Pero esas no son las cartas de la juventud, el pueblo y la oposición. Queremos transformaciones radicales en lo económico, lo político y lo social. Queremos libertades y derechos verdaderos.

Desmontar ese régimen de oprobio, que ha sumido al país en la tragedia más grande de su historia, es nuestro objetivo final. Paso a paso, con inteligencia y principios, con estrategias aglutinantes y un fuerte trabajo de unidad, lograremos alcanzar lo que nos proponemos.

Sé que, en las condiciones de control e impunidad del poder, el trabajo de la disidencia es extremadamente difícil. Pero la disidencia ha demostrado su carácter y su resistencia en estos más de 20 años de lucha. Cuando se comenzó, eran cientos. Hoy son miles y mañana serán millones. Será una fuerza imparable, con la cual habrá que contar.

Un abrazo.

Asdrúbal Caner Camejo

Representante del PSC

en Canadá

Google search

Google