Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

martes, 5 de febrero de 2008
Luis David Pardo, desde Santiago de Cuba, escribe hoy lo siguiente en “Encuentro en la Red”:

“Santiago de Cuba resultó, por primera vez desde 1959, la provincia con más baja participación del país (95,22%), según los datos oficiales.
Por otra parte, es curioso el sentimiento de desprecio que sienten los santiagueros por su máximo dirigente comunista, Misael Enamorado Dager. Lo que se palpa en la calle esta vez, ha sido expresado en datos, aunque todavía con números discretos. Ha llamado la atención aquí que en los mismos colegios donde se postuló Fidel Castro, votara por él un 98,26%, mientras que por Enamorado sólo lo hizo el 74,78%, lo que le convirtió en el segundo peor valorado del país.
En Santiago de Cuba, una ciudad paralizada en el tiempo y todavía llamada "cuna de la Revolución" por los seguidores del régimen, solamente el 89,83% votó por todos los candidatos, de acuerdo con el informe oficial. Pero hay más significados: 22.407 personas depositaron sus boletas en blanco y el 10,17% hizo "voto selectivo", incumpliendo así las orientaciones de Castro”.

Soy de esa ciudad y de esa provincia. A ambas, las conozco como la palma de mi mano. Allí nací y me crié. He recorrido sus pueblos y ciudades, sus cordilleras montañosas y sus ríos. Conocí su flora y su fauna, que ya casi no existe. A sus gentes, amistosas y hospitalarias. Allí, tengo decenas de amigos a quienes quiero y no olvido.

Desde los años sesenta, esa ciudad y esa provincia, han sido tiradas al abandono más despiadado. Su casco histórico ha ido desapareciendo con la misma rapidez con que sus gobernantes centrales dilapidaban los recursos y las riquezas del país, en las guerras internacionalistas y en sus fracasados planes nacionales.
Viví, con mi madre, en su casa del Distrito José Martí. Como el Warschauer Ghetto Judío de Varsovia, se levanta y extiende ese conglomerado de cuevas-bunkers Jhrushovianas, al peor estilo ruso. Allí metieron a más de 70 mil personas. Le pusieron agua y gas de la calle, y amueblaron esas cuevas, con muebles de bagazo de caña. Todo duró unos pocos años.

La falta de mantenimiento, reparación y recursos, han dejado en la ruina los edificios, los muebles y las calles. Y la gente, sin agua, casi sin gas y, siempre sin comida. Los carniceros y los tenderos, son los reyes del barrio. Pero, estos mendigos, han tenido mejor suerte que los harapientos habitantes de Mejiquito, Chicharrones u otros barrios de la ciudad. Son conglomerados de pobladores sin esperanza, viviendo de lo que cae diariamente. Nadie trabaja. Todo el mundo está en la calle, “resolviendo”, “en la lucha”, “haciendo el pan”.

Los niños de 0-7 años, reciben unas onzas de leche en polvo y algun yogurt para su mísero desayuno. En alguna ocasión, de los años 90, recibían unos pancitos de yuca, que tenían que comerlo de inmediato. Si pasaban tres horas, usted podía matar a una persona si le tiraba en la cabeza, esas piedras del tubérculo taíno.

Recuerdo que, después de la fracasada Zafra de los 10 Millones, Fidel Castro hizo una visita a la ciudad. Las mujeres lo cogieron cerca de la calle Enrramadas, y se levantaban los vestidos para enseñarle, que no tenían pantaletas.

La represión y el terror en Santiago, es el triple que en cualquier otro sitio del país: es la “Cuna de la Revolución”, la “Ciudad Héroe de la República de Cuba”. Y el ojo y la mano sangriente del Dictador, está siempre presta a acallar y desbaratar cualquier protesta en el enclave “sagrado” del Moncada.

La tasa de desempleo – y el hambre y la miseria - son tan alarmantes, que, el éxodo hacia La Habana es imparable. Allá, en la metrópolis en ruinas, les llaman “los Palestinos”. Y no les quieren, porque son el grueso de la barbarie policiaca de la capital.

Por esa razón, los datos que aporta Luis David Pardo, desde las entrañas del montruo, no me sorprenden. Traté de cuantificar algunos por cientos que da, y estos son los resultados:

5% de 1045,337 (población de la provincia)= 52,266
Voto en blanco……………………………………………..= 22,407
Voto Selectivo……………………………………………….=104,533
TOTAL =179,166
% del total de votos……………………………………..= 8,66%

Los que comenzamos la lucha contra la dictadura comunista, a finales de los años 80 y principios de los 90 en Santiago, eramos unos cien.
El hecho que cerca de 200 mil personas expresen con su voto, su rechazo abiertamente, es un síntoma optimista de la urgente necesidad de cambios.

Sé que hay cientos de miles más, que no se atrevieron a desafiar al aparatus del terror. La Seguridad del Estado y su red de chivatos y brigadistas fascistas, lanzaron la bola de que, iban a tomar las huellas digitales de las boletas, para ver quiénes eran los enemigos. Eso siempre ha tenido su impacto. No es la primera vez. En las elecciones del 94, hicieron lo mismo. Y soy testigo de que, gente con la visa aprobada para salir para los EE:UU, botaron por el voto unido. No querían problemas.

Si, a eso le agrega el rechazo al señor Enamorado, secretario del PCC en la provincia, se tiene un cuadro de la enorme insatisfacción y las turbulentas aguas, que se mueven tras las bambalinas.
Es cierto. El Bunker comunista debe estar preocupado. Y no es para menos. Sobre todo si se tiene en cuenta, que ha sido en el oriente de Cuba, donde han surgido todos los movimientos de lucha independentistas de nuestro país. Recuerden también las protestas en la Universidad de Oriente, algo nunca visto en la Cuba castrista.

No son señales de humo. Son señales reales y críticas. No sólo en Santiago de Cuba. Esas manifestaciones se han propagado para todo el país.
La paciencia se está agotando. La gota que colma la copa puede caer en cualquier momento. El abierto desafio a lo “atado y bien atado”, va tomando forma y contenido.

Un abrazo.

Asdrúbal Caner Camejo
Representante del PSC
en Canadá.

Google search

Google