Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

viernes, 28 de septiembre de 2007

RAÚL CASTRO Y EL LLAMADO A LA CRÍTICA (II)

Sería necesario tener en cuenta, las restricciones establecidas por Raúl Castro para ese “ejercicio crítico” a que ha llamado a la población: “criticar del modo adecuado, en el lugar adecuado y en el momento adecuado” y añadió, “como hacemos en las Fuerzas Armadas”.
De lo que se trata es de encuadrar a cada ciudadano como un recluta, que recibe ordenes de cuando hablar, como hablar y en que lugar hablar.
Cuando dice “del modo adecuado”, en realidad quiere decir que todo debe referirse a las cuestiones de la falta de comida, el transporte, la situación de la vivienda, los bajos salarios, la doble moneda, los problemas de los hospitales, la basura en las calles y el estado de estas, los robos en las empresas, las indisciplinas laborales y otros problemas “económicos y sociales”. Nada sobre cambios políticos. Nada sobre los derechos humanos. Nada sobre la falta de libertades. Nada
sobre cambios en la Constitución y las leyes ilegales y excluyentes de la sociedad civil. Nada sobre apertura a otros Partidos Políticos. Nada sobre elecciones libres y democráticas bajo escrutinio internacional. Nada sobre la liberación de los presos políticos.

Ellos ponen la agenda de ese “ejercicio crítico”. Una agenda de preocupaciones materiales, para un pueblo de mendigos, que se callarán la boca, cuando llenen su barriga.

Pero, no sólo ponen la agenda. Dicen el lugar donde tiene que ser: en las reuniones presididas por el Aparatus y vigiladas por el Aparatus. No en las calles. No con manifestaciones contestatarias. No frente a los Organismos responsables de tantos problemas. No bajo la dirección de los Partidos y movimientos disidentes y opositores. Se trata de una “práctica crítica” bajo Estado de Sitio.
Establecen además, el “momento”. No será siempre. Es ahora y no después.
Para cualquiera que tenga dos dedos en la frente, este llamado es una estratagema más de la dictadura para ganar tiempo, disminuir el vapor de la olla de presión, haciendo una catarsis colectiva y mantener las expectativas para un voto favorable en la farsa electoral que se avecina.

Todo el pueblo de Cuba sabe que, periódicamente, los antiguos Departamentos de Orientación Revolucionaria hacían censos de los Estados de la Opinión Pública. Y no hacían nada. O mejor dicho, si hacían: incrementar el miedo, la represión, el terror a través de los CDR, las BRR y todo el SUVP para acallar las críticas y mantener todo bajo control.
Esa Mafia armada y violenta lo sabe todo. Porque ella misma ha engendrado todo ese infierno, como medio de control de la sociedad, bajo la férrea impunidad del poder castrista.

¿Quién puede creer en ese “diversionismo crítico?” Sólo una masa completamente ignorante y desinformada, pudiera creer en esa maniobra de sus propios verdugos.
Estas reuniones incrementaran las expectativas de cambios. Cambios que no llegarán nunca, bajo la dirección de los mismos responsables de la tragedia del pueblo cubano.
Si la sociedad cubana no utiliza este momento para radicalizar sus demandas, e imponer su propia agenda de discusión, seguirá el engaño por muchos años.

La disidencia y la oposición tienen que llamar al NO en las elecciones. La población debe votar masivamente por un cambio radical en el rumbo de nuestro país, consciente de que bajo la dirección de sus victimarios, jamás alcanzarán nada, absolutamente nada.
Detrás de esta farsa vendrán otras y otras. Para la Nomenklatura mafiosa de La Habana, lo importante es ganar tiempo para consolidar su poder. No esperen más nada.
Frente a medio siglo de engaños, es imposible apostar por soluciones que no llegaron y jamás llegarán.
El “Socialismo castrista” es la Gran Estafa del siglo XX en Cuba y Latinoamérica.

Este es el momento de la verdad. Es la hora de las grandes decisiones. Es la hora del NO a la continuidad de la dictadura.

Un abrazo.

Asdrúbal Caner Camejo
Representante del PSC
en Canadá

jueves, 27 de septiembre de 2007

RAÚL CASTRO Y EL LLAMADO A LA CRÍTICA

Raúl Castro ha llamado al pueblo cubano a la crítica de todo lo malo bajo el castrismo. No sé por qué esa llamada, se me parece al llamado de Mao Tse Tung de “Que cien flores se abran y cien escuelas compitan”. Mao mandó a asesinar a todos los que se atrevieron a expresar sus opiniones: era una trampa para ubicar a los que osaron cuestionar el pensamiento infalible del Gran Timonel.
Desde luego, que no creo que el otro chino – a Raúl le dicen El Chino en Cuba – se le ocurra semejante disparate, a estas alturas del siglo XXI. Simplemente se trata de una distracción y de ganar tiempo. Es parte de la Táctica de las Expectativas.
El nuevo Regente de la isla sabe, por otra parte, que está sentado sobre una gigantesca olla de presión, y que tiene que dejar salir un poco de vapor, para seguir manejando lo inmanejable.

Las críticas acérrimas de la población no se han hecho esperar: una verdadera avalancha de duras opiniones se está produciendo en todo el país. Todo está en el colimador de una sociedad amordazada y cansada de los engaños y fracasos durante casi medio siglo.

Este es un momento importante. Diría que extremadamente importante para la disidencia y la oposición, para dar a conocer los programas y las razonadas propuestas que se le han hecho al gobierno durante los últimos 22 años, y que fueron rechazadas sistemáticamente por un poder infalible e impune.
Ese llamado a la crítica muestra el miedo de la Nomenclatura, a que la olla explote y todo se salga de control. Aprovechar este momento a fondo, es una cuestión de importancia capital para los Partidos y Movimientos de Oposición en la isla, porque será una tremenda oportunidad para que el pueblo cubano pierda el miedo.
Cuando la sociedad cubana pierda el miedo, serán posibles demandas cada vez mayores, para cambios económicos, políticos, sociales e institucionales radicales en la isla.

Si se permite la crítica... ¿permitirán manifestaciones públicas pacíficas, en demanda de cambios sustanciales?

Ya una de esas manifestaciones ocurrió en Las Villas, bajo la mirada vigilante de los esbirros de la dictadura, que detuvieron a los manifestantes y luego los soltaron.
Es la oportunidad de reclamar el derecho a la libertad de expresión, a la libertad de asociación, a la libertad de manifestaciones públicas, a la libertad de los 300 disidentes presos, a los cambios en la ilegal Constitución del país; al derecho de cada ciudadano – incluyendo a la Oposición – de ser elegidos para cargos en el Parlamento y en el Gobierno, independientemente de sus creencias religiosas, ideológicas y políticas o de su condición racial.

Es el tiempo de exigir el Derecho a tener y gozar de Todos los Derechos, establecidos en la Convención de Ginebra en 1948 y, de la cual Cuba es signataria.

Las exigencias cada vez más crecientes de la población y de la Oposición, pondrán al gobierno ilegitimo de Raúl Castro, en una posición de definición: o hace los cambios a tenor de las críticas de la sociedad cubana, o quedará desenmascarado como un gobierno que solo pretende ganar tiempo, para mantener un poder ilegitimo, dictatorial y carente de base popular.

Yo sé que esa Nomenclatura, con casi medio siglo en el poder, a calculado los riesgos de esa apertura y, está jugando la carta de las expectativas, para ganar tiempo y consolidarse en el poder. Pero, una cosa piensa el pájaro y otra el cazador.
El pueblo de Cuba exigirá cambios radicales a su situación de miseria y falta de libertades. Sin o lo hacen, se abrirá una etapa
de violencia social, desconocida hasta ahora. El Gobierno será responsable del o que pase.

Una brazo.

Asdrúbal Caner Camejo
Representante del PSC
en Canadá

jueves, 13 de septiembre de 2007

RAUL CASTRO Y LAS EXPECTATIVAS

La publicación del artículo “¿Quién es Raúl Castro?” de Ion Mihail Pacepa, nos ha dado la posibilidad de descubrir la verdadera naturaleza de la llamada “Revolución Cubana”, revolución en la cual el pueblo de Cuba creyó con toda sinceridad y entrega, cansado de la corrupción política y las injusticias sociales prevalecientes en el país, durante casi toda la época republicana.

Poco a poco van saliendo a la luz pública, las denuncias, documentos y testimonios, de la esencia criminal de la mafia castrista y los planes y hechos ocultos a la sociedad cubana durante medio siglo. Como dicen los cubanos, “Más rápido se coge a un mentiroso que a un cojo”.
Entonces se verá, en la trastienda del “líder carismático”, del “líder revolucionario”, del “Invencible Comandante en Jefe”, del líder que fue inspiración para millones de comunistas e izquierdistas radicales de todo el mundo, al bandolero, al truhán, al mafioso, al criminal sin escrúpulos, al asesino sin piedad que lleva dentro.

Digo categóricamente, que no ha habido en la historia de Cuba, un gobierno tan cerrado a la información y menos transparente, que el gobierno de Fidel Castro. Su regla de oro: la compartimentación y el secretismo absoluto, en nombre de la “lucha contra el imperialismo”. Y ahora se descubre – y se seguirá descubriendo – que detrás de todo ese muro de silencio, de todo ese aislamiento nacional e internacional, estaba el manejo fraudulento de nuestras riquezas, el robo descarado, el tráfico de drogas, la vida lujosa y multimillonaria de los “revolucionarios” y “comunistas” enquistados en el poder, mientras el pueblo se podría en la miseria y el terror.

Escribo esto para los pueblos de América Latina, para aquellos que luchan por la justicia social y por el bienestar de sus comunidades. Para los socialistas verdaderos, que luchan con esperanza por un futuro mejor: del comunismo, llámese castrismo o chavismo, solo se puede esperar la miseria, la pobreza, el robo, el narcotráfico, la represión y el terror más abyecto y criminal contra las sociedades de nuestra América.

¿Quién le podrá creer a Raúl Castro, quien junto al Che Guevara y Fidel Castro, constituyen la trilogía más asesina y carnicera de la historia de Cuba y del continente?

Como ya expliqué en “La estrategia de la Nomenclatura”, Raúl y su pandilla de bandoleros – Generales-empresarios, ladrones y narcotraficantes de toda laya, millonarios y nuevos burgueses – es solidificar su poder monárquico y asentar a esa mafia en el poder, por medio de la generalización de la violencia y el terror contra la sociedad cubana.
El plan concebido tiene las siguientes etapas y líneas:

1ra. etapa: Ganar tiempo y asentar el nuevo poder (1-2
años)

-Un cambio de gobierno, siempre trae expectativas de
cambios. La población se mantendrá tranquila, esperando esos cambios. Pueden pasar de 1-2 años en esa espera.
- Estado de Alarma de Combate para las Fuerzas
Armadas, el Ministerio del Interior, la Seguridad del Estado, la Inteligencia, la Contrainteligencia y el Sistema Único de Vigilancia y Protección.
- Fortalecimiento extremo de la represión y el terror
contra la disidencia, la oposición y la población en
general. Incremento del número de informantes y de
chivatos, a través del chantaje y la represión.
-Elevado y sofisticado manejo de la información y la
desinformación a escala nacional e internacional.

2da. etapa: Cambios cosméticos y consolidación del
poder. ( 3-4 años)

-Cambios cosméticos: ampliación del trabajo por cuenta
propia, permiso para pequeñas empresas privadas en sectores seleccionados; ciertas mejoras saláriales en la agricultura; reducción de controles a los campesinos privados y mejoría de los precios de sus productos.
Ciertos cambios en la dirección vertical y centralizada
de la economía estatal (100% de la economía cubana,
excepto la agricultura privada, un 15%)
Incremento de la inversión extranjera y reducción de
las trabas burocráticas para esas inversiones.
Eliminación de controles aduanales absurdos.
Ampliación de la gama de productos que pueden llevar
los exiliados. Mayores impuestos a esas entradas.
Otras medidas menores.
3ra. Etapa: Asentamiento total de la burguesía castrista.

- Rápido crecimiento de las inversiones extranjeras con
España, Venezuela, China, Canadá, Alemania, Italia, Brasil en el campo petrolero y de gas. Así mismo en turismo, biotecnología, telecomunicaciones, industria ligera y pesada, construcciones, etc.
Transformaciones paulatinas de las empresas mixtas
en empresas privadas, en manos de la Nomenklatura
militar y de Seguridad.
-Economía de mercado al estilo chino, con el poder
absoluto en manos de la corrompida nueva clase
comunista.

¿Que podrá esperar el pueblo de Cuba y, principalmente la juventud cubana, de estos cambios y de estos planes siniestros? Nada. Un simple mejoramiento de la alimentación y de ciertas condiciones de vida, bajo una férrea dictadura comunista, que continuará la violación de sus derechos humanos y las libertades individuales, en función de los intereses de la nueva clase y de su total enriquecimiento. Será el mismo perro con distinto collar.

En una entrevista que me realizó el periódico ABC de España en diciembre de 1994, a una pregunta del periodista, contesté: ”Fidel Castro entró a tiros al poder, y a tiros hay que sacarlo”.
Los planes de Raúl y su camarilla, solo conducirán a ese tipo de escenario, que sería lo peor para nuestro pueblo. Una República salida de un baño de sangre, no será jamás una república democrática y de bienestar, socialmente responsable de cada ciudadano. Será el camino para instalar una nueva dictadura y un nuevo purgatorio para el pueblo cubano.

Al pueblo de Cuba solo le queda su valor y su inteligencia, para desbaratar los planes de esta camarilla mafiosa y fascista.

Una abrazo
Asdrúbal Caner Camejo
Representante del PSC
en Canadá





miércoles, 12 de septiembre de 2007

¿QUIÉN ES RAÚL CASTRO?

NOTA INTRODUCTORIA

Cuando muchos observadores hablaban de Raúl Castro, como un individuo "pragmático" y "reformista", yo escribí un artículo rechazando categóricamente su asunción del poder, de una forma monárquica y autocrática y negando la continuidad de ese poder criminal en nuestro país, después de casi cincuenta años.
El artículo que ahora pongo en mi sitio, no es mío. Pero desenmascara la cara oculta del comunismo cubano y de Raúl Castro. Juzguen por ustedes mismos, la verdadera naturaleza del comunismo cubano e internacional y los sueños ocultos de la izquierda radical. Yo escribiré en estos días sobre Raúl y las expectativas de cambios, así como lo que hay en la trastienda de esas posibilidades. No hay que hacerse ilusiones.
Asdrúbal Caner Camejo

¿Quién es Raúl Castro?

Ion Mihail Pacepa

Es posible que Fidel Castro esté en su lecho de muerte. O puede que haya muerto.
Desafortunadamente, en los países comunistas de herencia latina, los tiranos vienen en parejas, compre uno y el otro es gratis. La Rumania comunista tuvo a Nicolás y a Elena Ceaucescu. Cuba tuvo a Fidel y a Raúl Castro. En las navidades de 1989, los rumanos se libraron de ambos Ceacescu y 12 años después Rumania se unió a la OTAN. Dentro de poco, Cuba sólo va a tener un Castro, el heredero al trono. Asi que, ¿quién es Raúl Castro?

Mientras los expertos occidentales especulan que pudiera mover a Cuba hacia la dirección colectiva y la democracia, en realidad eso es tomar los deseos por realidad. Ojalá tuvieran razón pero lo que ha hecho Raúl es transformar un paraíso terrestre en una nación miserable y hay buenas razones para creer que va a volver a Cuba en una tiranía todavía peor.

Yo me reuní muchas veces con Raúl, tanto en Cuba como en Rumania. El tenía responsabilidades para coordinar el servicio de inteligencia cubano (la dirección General de Inteligencia o DGI) y a principio de los años 70 entró en una empresa conjunta de drogas con mi antiguo servicio, el Departamento de Información Externa, o DIE. Cuando no estaba en La Habana o en Moscú, estaba en Bucarest. Nosotros trabajamos, cazamos e hicimos pesca submarina. Competimos en el polígono de tiro; tenía excelente puntería. Corrimos juntos idénticos Alfa Romeos. Nunca vi nada que sugiriera que pudiera querer democratizar a Cuba. Raúl siempre estaba intoxicado, de alcohol o de su propia importancia. Mi contrapartida de inteligencia en aquellos días, Sergio del Valle, que era el más cercano compañero de Raúl, en una relación que se remontaba los primeros días en la Sierra Maestra, lo llamaba “Raúl el Terrible” en una alusión - medio en serio, medio en broma - al primer ruso que se coronó zar. Fidel daba los discursos, horas tras hora. Raúl dirigía la economía cubana, su política exterior, sucomercio exterior, su sistema judicial, sus cárceles y su turismo, incluyendo sus hoteles y sus playas. Raúl es generalmente percibido como un incoloro Ministro de Defensa pero también ha sido el brutal jefe de una de las instituciones más criminales del comunismo: la policía política cubana. Yo lo conocí en esa capacidad. Era cruel y despiadado.

Fidel puede haber concebido el terror que ha mantenido a Cuba en el comunismo pero Raúl ha sido el carnicero. Ha asesinado y aterrorizado a miles de cubanos, y no me cabe ninguna duda de que lucharía ferozmente para preservar sus poderes. De otra manera, tarde o temprano, Raúl tendría que responder por sus crímenes,y no lo conozco como suicida. Antes de conocer a Raúl personalmente, me había hecho una idea general sobre él, gracias a Nikita Kruschev y el general Alexander Sakharovsky, el creador de la estructura de inteligencia de la Rumania comunista y en aquella época, jefe del servicio de inteligencia extranjera soviético, la PGU (Pervoye Glavnoye Upravleniye). Eso era en 1959. Ambos soviéticos habían llegado a Bucarest el 26 de octubre para “seis días de vacaciones en Rumania.”

Kruschev nunca había tomado unas vacaciones tan largas en el exterior pero su visita a Rumania no era ninguna vacación. Estaba allí para discutir la revolución cubana con el máximo dirigente rumano Gheorghe Gheorge-Dej, hasta entonces el único tirano comunista que dirigía un país de herencia latina. Kruschev soñaba con pasar a la historia como el líder soviético que había instalado el comunismo en el continente americano y, estaba dispuesto a hacer todo lo que fuera necesario para hacer su sueño realidad. Pero Kruschev no tenía confianza en Fidel, creía que no tenía nada que ver con el marxismo. Los líderes del partido comunista cubano estaban convencidos de que Fidel era un peligroso aventurero y la burocracia del partido soviético también estaba renuente a apoyarlo. Pero Kuruschov sí tenía confianza en Raúl. Según Sakharovsky, que había traído secretamente a Raúl a Moscú a mediados de los años 50, fue un amor a primera vista. Nikita y Raúl amaban el vodka. Ambos estaban fascinados por el marxismo. Ambos odiaban la escuela, la religión y la disciplina. Ambos se consideraban expertos militares. Ambos estaban obsesionados con el espionaje y el contraespionaje. Y a los dos les gustaba dormir con las botas puestas. Sakharovsky consideraba que la “cálida relación” entre los dos hombres había convencido a Kuruschev de apoyar decididamente a la revolución cubana. Por órdenes de Kruschev, Sakharovsky le había dado a Raúl un asesor de inteligencia: Nicolai Leonov, el experto en América Latina del PGU. Leonov (hoy un retirado general de la KGB y miembro de la Duma) le dio a Raúl inteligencia sobre las fuerzas militares del dictador Fulgencio Batista, y lo ayudó con su guerra de guerrillas.

En junio de 1957, Leonor le dio documentos y fotografías mostrando que Washington estaba dando armas a apoyo logístico a Batista, y sugirió que Raúl tomara unos cuantos rehenes americanos para obligar a Eisenhower a retirarse delconflicto. Raúl lo hizo. El 26 de junio de 1958, sus guerrilleros secuestraron a 50 militares y civiles americanos y canadienses que estaban trabajando en Cuba. Por temor a la vida de los rehenes, Batista declaró un ceso al fuego. Eso le permitió a los soviéticos traer nuevas armas a Cuba.

El curso de la revolución cubana cambió para siempre.Había empezado la era de los secuestros políticos.

El 31 de diciembre de 1958, Batista huyó de Cuba, y los hermanos Castro tomaron la dirección del país. Durante los próximos meses, Raúl organizó la ejecución de cientos de oficiales de la policía y el ejército deBatista. Los cadáveres eran enterrados en tumbas colectivas en la afueras de Santiago de Cuba.

Un año después, el viceprimer ministro soviético Anastas Mikoyan aterrizó en La Habana. Fue recibido por Fidel, Raúl y el nuevo asesor de la KGB, Alexander Shitov.
La tarea de este último era ayudar a Raúl acrear una KGB cubana y un ejército estilo soviético. En 1962, Kruschev dio el extraordinario paso de nombrar a Shitov como embajador en Cuba. Pronto, Moscú empezó a construir secretamente bases de cohetes en Cuba. Kruschev, Raúl y Shitov – no Fidel – pusieron el mundo al borde la guerra nuclear.

En abril de 1971 visité Cuba como miembro de la delegación del gobierno rumano asistiendo al décimo aniversario de la victoria de Castro en Bahía de Cochinos. Un par de días después de la ceremonia, Raúl me invitó a pescar junto con Sergio del Valle. El otro huésped era un civil soviético que me presentaron como Alexei Alekseyev. “Ese es Shitov,” me susurró del Valle en el oído. “Ahora es el asesor de Allende”(Salvador Allende había sido electo presidente de Chile el pasado noviembre.) Allí, en el yate, me golpeó la idea de que era Raúl, y no Fidel el que, en la práctica, tenía las riendas de la revolución cubana.

En 1971 preparé una visita oficial de Ceaucescu a La Habana y estuve todo el tiempo a su lado durante la misma. Fidel era el líder visible. Raúl era el factotum. La Primera Dama era Vilma Espín, la esposa de Raúl. A Elena Ceaucescu no le pareció bien pero posteriormente se llevaron magníficamente. Ambas pretendían ser químicas, ambas se habían unido al Partido Comunista ante de llegar al poder en sus países, ambas eran miembros del Consejo de Estado y ambas eran presidentas de la Federación de Mujeres de sus respectivos países.

Durante la visita, los hermanos Castro y Ceaucescu pusieron los cimientos de un negocio internacional de drogas. Querían inundar al mundo de drogas. “Las drogas pueden hacerle mucho más daño al imperialismo que lasarmas nucleares’’, afirmaba Fidel. “Las drogas van a erosionar al capitalismo desde adentro” y Raúl estaba de acuerdo. Nunca oi hablar de “dinero” pero yo ya estaba administrando el dinero que Rumania estaba ganando de su propio narcotráfico. Todo iba a la cuenta personal de Ceaucescu. En 1978, cuando me fui de Rumania definitivamente, la cuenta, llamada AT-78, tenía unos $400 millones.

En el 2005, Fidel se puso furioso cuando la revista Forbes estimó su fortuna en unos $500 millones. Este año, la revista revisó el estimado a $900 millones. Teniendo en cuenta la miseria que existe en Cuba, ciertamente que esto es más que suficiente para sobornar aliados y comprarse algunos nuevos. En 1973 pasé unas “vacaciones de trabajo” en La Habana. Raúl me dio un recorrido por una enorme fábrica que producía maletas con doble fondos y otros dispositivos de inteligencia para transportarse cretamente armas y explosivos con objetivos terroristas.

Por aquel entonces la DGI de Raúl estaba trabajando frenéticamente para ampliar la influencia política cubana en América del Sur y el Tercer Mundo. En particular, estaban tratando de consolidar el poder de los sandinistas en Nicaragua, fomentar una sangrienta guerra civil El Salvador y ayudar al MPLA, respaldado por soviéticos y cubanos, para llegar al poder en Angola. El DGI y los militares de Raúl también tenían asesores e instructores en las bases de la Organización para la Liberación de Palestina y habían forjado una estrecha colaboración con Libia, Yemen del Sur y el Frente POLISARIO para la Liberación del Sahara Occidental.

A mediados de los años 70, mi DIE estaba trabajando conjuntamente con el DGI de Raúl para apoyar las Fuerzas Armadas de Liberación de Colombia (FARC), una organización insurgente anti-americana, cuyo objetivo era la difusión del comunismo en América del Sur. En diciembre de 1974 Raúl vino a Bucarest para solicitar apoyo político y de inteligencia para el nuevo Directorio de Liberación Nacional, un grupo partido/inteligencia que debía coordinar los campamentos de entrenamiento de guerrilleros y terroristas y, fortalecer movimientos de liberación nacional y gobiernos anti-americanos como los de Nicaragua y Granada.

Consiguió sus dos objetivos. Por supuesto, hace tiempo que no tengo acceso a la información sobre la exportación del terrorismo y la revolución de Raúl, pero observé que en el 2001 las FARC reclamaron 1997 asesinatos en Colombia. El 11 de abril del 2002, las mismas FARC secuestraron a 13 legisladores colombianos en Cali y retenían a la candidata presidencial Ingrid Betancourt. El 13 de febrero del 2003, las FARC derribaron un avión de la CIA para la vigilancia electrónica en el sur deColombia, secuestrando a tres oficiales de la CIA.

Ahora las FARC de Raúl están buscando derrocar al gobierno del presidente Alvaro Uribe, cuyo padre fue asesinado por las FARC en 1983. También observé que el presidente de Venezuela Hugo Chávez, que admira mucho a los hermanos Castro, ha amenazado con dejar de exportar petróleo a Estados Unidos y está planeando iniciar una guerra convencional contra la vecina Colombia, el principal aliado de EEUU en la región.

Ni dentro ni fuera de Cuba nadie tiene un cuadro claro sobre la salud de Fidel, física o política. Sin embargo, está sucediendo algo que Raúl hubiera podido aprender de sus maestros de la KGB.

Leonid Brezhnev murió el 10 de diciembre de 1982 pero el presidente dela KGB, Yuri Andropov, mantuvo en secreto su muerte durante varios días para ganar tiempo y consolidarseen el poder. Una vez en la jefatura del Kremlin, el cínico Andropov se apresuró a presentarse a Occidente como un comunista “moderado,” un hombre sensitivo y cálido que supuestamente amaba un ocasional trago de scotch, le encantaba leer novelas inglesas y escuchar jazz americano. Todo era mentira. Puede que Raúl trate de presentarse como un reformista y un pacifista. Pero la era de secreto de Andropov ha pasado. Espero que otros que conocen a Raúl tan bien como yo conocí a Ceaucescu den un paso al frente, lo desnuden políticamente y se lo muestren al mundo como realmente es: como un asesino y un terrorista internacional que ha hecho una inmensa fortuna traficando con armas, drogas y seres humanos.

Google search

Google