Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

viernes, 28 de septiembre de 2007

RAÚL CASTRO Y EL LLAMADO A LA CRÍTICA (II)

Sería necesario tener en cuenta, las restricciones establecidas por Raúl Castro para ese “ejercicio crítico” a que ha llamado a la población: “criticar del modo adecuado, en el lugar adecuado y en el momento adecuado” y añadió, “como hacemos en las Fuerzas Armadas”.
De lo que se trata es de encuadrar a cada ciudadano como un recluta, que recibe ordenes de cuando hablar, como hablar y en que lugar hablar.
Cuando dice “del modo adecuado”, en realidad quiere decir que todo debe referirse a las cuestiones de la falta de comida, el transporte, la situación de la vivienda, los bajos salarios, la doble moneda, los problemas de los hospitales, la basura en las calles y el estado de estas, los robos en las empresas, las indisciplinas laborales y otros problemas “económicos y sociales”. Nada sobre cambios políticos. Nada sobre los derechos humanos. Nada sobre la falta de libertades. Nada
sobre cambios en la Constitución y las leyes ilegales y excluyentes de la sociedad civil. Nada sobre apertura a otros Partidos Políticos. Nada sobre elecciones libres y democráticas bajo escrutinio internacional. Nada sobre la liberación de los presos políticos.

Ellos ponen la agenda de ese “ejercicio crítico”. Una agenda de preocupaciones materiales, para un pueblo de mendigos, que se callarán la boca, cuando llenen su barriga.

Pero, no sólo ponen la agenda. Dicen el lugar donde tiene que ser: en las reuniones presididas por el Aparatus y vigiladas por el Aparatus. No en las calles. No con manifestaciones contestatarias. No frente a los Organismos responsables de tantos problemas. No bajo la dirección de los Partidos y movimientos disidentes y opositores. Se trata de una “práctica crítica” bajo Estado de Sitio.
Establecen además, el “momento”. No será siempre. Es ahora y no después.
Para cualquiera que tenga dos dedos en la frente, este llamado es una estratagema más de la dictadura para ganar tiempo, disminuir el vapor de la olla de presión, haciendo una catarsis colectiva y mantener las expectativas para un voto favorable en la farsa electoral que se avecina.

Todo el pueblo de Cuba sabe que, periódicamente, los antiguos Departamentos de Orientación Revolucionaria hacían censos de los Estados de la Opinión Pública. Y no hacían nada. O mejor dicho, si hacían: incrementar el miedo, la represión, el terror a través de los CDR, las BRR y todo el SUVP para acallar las críticas y mantener todo bajo control.
Esa Mafia armada y violenta lo sabe todo. Porque ella misma ha engendrado todo ese infierno, como medio de control de la sociedad, bajo la férrea impunidad del poder castrista.

¿Quién puede creer en ese “diversionismo crítico?” Sólo una masa completamente ignorante y desinformada, pudiera creer en esa maniobra de sus propios verdugos.
Estas reuniones incrementaran las expectativas de cambios. Cambios que no llegarán nunca, bajo la dirección de los mismos responsables de la tragedia del pueblo cubano.
Si la sociedad cubana no utiliza este momento para radicalizar sus demandas, e imponer su propia agenda de discusión, seguirá el engaño por muchos años.

La disidencia y la oposición tienen que llamar al NO en las elecciones. La población debe votar masivamente por un cambio radical en el rumbo de nuestro país, consciente de que bajo la dirección de sus victimarios, jamás alcanzarán nada, absolutamente nada.
Detrás de esta farsa vendrán otras y otras. Para la Nomenklatura mafiosa de La Habana, lo importante es ganar tiempo para consolidar su poder. No esperen más nada.
Frente a medio siglo de engaños, es imposible apostar por soluciones que no llegaron y jamás llegarán.
El “Socialismo castrista” es la Gran Estafa del siglo XX en Cuba y Latinoamérica.

Este es el momento de la verdad. Es la hora de las grandes decisiones. Es la hora del NO a la continuidad de la dictadura.

Un abrazo.

Asdrúbal Caner Camejo
Representante del PSC
en Canadá

Google search

Google