Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

miércoles, 28 de febrero de 2007

POEMAS DE LA SOLEDAD Y EL AMOR

El hombre que no ha experimentado las manos de rosa del amor y las garras furiosas de la soledad, es simplemente, medio hombre. Las lecciones y las huellas que dejan estas experiencias humanas pueden conducir al hombre a la belleza poética, a la reflexión filosófica y algunas veces, al suicidio. Yo, que las conozco, he optado por las dos primeras. Sin embargo, un hombre que ha amado, con todas las fuerzas de su corazón, siempre llevará los demonios del amor y nunca estará solo. En sus memorias siempre vibrarán esos arpegios como canto de los pájaros, en una sonata de alegrías y tristezas. La vida es un aula de aprendizaje muy dificil. Cuando piensas que has llegado a los umbrales de la verdad absoluta, ya es muy tarde, aunque nunca sabremos, que no estabamos en los umbrales, sino, en una periferia muy lejana.

Too little and too late.

Quedan, entonces, los poemas que se escribieron, como un diario testimonio de que hemos vivido, de que hemos amado y que hemos sido amados. Esos trinos del amor llenan tu casa y la soledad vuela, como una gaviota sin nido, graznando como un alma en pena.

Les dejo ahora con dos poemas. Espero que los disfruten:


EL ENIGMA DE LA PARADOJA

Romperás el fluvial silencio
el ingrávido olvido de la esperma
y nacerás
Llegarás desnudo entre los dolores
del espanto
a la libertad que no conoces
a los ruidos del mundo
a los encantos del color

Ebrio de la luz que te regala
comenzarás tus pasos
al filo del abismo
Detenida en su hora de dioses
quedó la cópula primaveral
y espléndida
y el torbellino del corazón
en que se fraguó tu luz

Sobre tu piel
crepuscular y abierta
se acuñarán las imborrables marcas
del amor y el desamor
vendrán
inconfesables y biliares
los azotes del odio
los infortunios diurnos
y nocturnos
y cada día tu propia piel
será menos tuya
para ser ajena

Ante la miseria de tu tiempo
y sus indecorosas trampas sin aviso
armarás una coraza
para abrigar tu pobre corazón
a la intemperie
¡Oh amigo!... llegarás muy tarde
a la verdad
a las desoladas revelaciones de la nada

En el largo camino a los umbrales
donde muerde su tristeza
la soledad de la razón
luminosa y perfecta en sus harapos
irás dejando los jirones
de la alegría y la memoria
en alguna esquina sucia
donde muere la galaxia
Rompecabezas y laberinto
tal es tu mundo
tu planeta inoportuno

Si alguna vez logras armarlo
y encuentras la salida
será muy tarde
¡Oh tiempo!
Y este será
definitivamente
tu último fracaso
en el irreversible pasatiempo
de vivir la muerte
de morir la vida
y encontrar pese a todo
el lugar donde reposa
irónico y confiado
el inmutable enigma
de la paradoja.

LA CANCIÓN DE LOS AMANTES

Hago esta canción de los amantes
para aquellos que defienden sus besos
y hacen suyo el concierto de los pájaros
para los que hunden sus pies
en la tierra húmeda de los bosques
y entienden el lenguaje de las estrellas
para todas aquellas que abren sus piernas
y dejan que penetre a sus estrañas
el caudaloso y profundo río de la vida

Hago esta canción de los amantes
para sus dedos de sonoras pulsaciones
que recorren salvajes y tiernos
las fibras terribles de sus cuerpos desnudos
para los que van por las calles solitarias
tomados de las manos
con la mirada perdida entre las nubes
para todos aquellos que hacen el amor
en los caminos polvorientos
en las arenas de las playas
en la hierba iluminada de los matorrales
en la tierra bondadosa de los cafetos
y en los secretos rincones de las ciudades,,

Para los que se entregan en el crepúsculo
los fuegos eternos del hombre
y hacen del amor su planeta
sus sueño difícil y bello
para los que han tenido la osadía
de encontrarse entre las multitudes
de reconocerse como pertenencias propias
de saltar océanos montañas mares de fuego
y saberse que son exactamente sus medidas
que sus brazos tienen la misma dimensión
de sus cuerpos
que sus labios son la estación final de sus besos
que sus vientres fueron hechos
precisamente para ese encuentro

Para todos aquellos que vienen a nosotros
con los perfumes de la primavera
a desandar todos los senderos
a desafiar todos los misterios
para entregarse la fiebre que arde en su piel
y desatar los vientos de sus pechos

Hago esta canción de los amantes
para los que ahora se besan en San Paulo
caminan abrazados por Buenos Aires
hablan de galaxias y flores en La Habana
se miran dulcemente en New York
aprietan fuertemente sus manos en Rotherdam
estallan lujuriosos en Santiago
o bailan muy unidos en un dancing de París

Para todos aquellos que entregan su hermosura
con sus manos y sus labios
con sus cuerpos incandescentes
para los que van al mar a buscar en sus olas
el encanto silencioso de la espuma
y el indescifrable hechizo de las gaviotas
para los que derraman sobre otros
las semillas torrenciales de su sémen
y húmedos como recién nacidos
marchan a los atardeceres para entregarse
arcoiris lluvias huellas inocencias
y las mágicas interioridades de sus sangres

Para los que se regalan begonias
y cubren el cuerpo de su amante
de flores silvestres
y bañan sus carnes impacientes
con las savias y jugos de sus bocas
se ofrecen la música de las caracolas
y la luz amorosa de las luciérnagas
para todos los que aman
con la fuerza telúrica que hay en sus venas
para todos
hago esta canción de los amantes

Un abrazo.

Asdrúbal Caner Camejo

Google search

Google