Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

miércoles, 21 de marzo de 2007

EL DOMINIO SOBRE LOS MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN (II)

Marzo de 1959 fue pletórico para Fidel Castro. Tenía su cuartel general en el piso 23, suite 2046 del Habana Hilton. Allí, entre las piernas de Marita Lorenz, Ava Gardner, Naty Revuelta, Celia Sánchez y Lidia Ferreido, aplacaba el stress de esos días iniciales, en las savias vaginales de esas diosas. Viajaba del hotel a la fortaleza de La Cabaña, donde se reunía con el ex representante de la Komintern para América y miembro de la KGB soviética, Fabio Grobart y el Che Guevara, jefe de la fortaleza. Las reuniones duraban hasta el amanecer. Allí, en esa fortaleza-prisión, bajo el incesante sonido de las rafagas de ametralladoras que cegaron las primeras vidas de 7oo personas, se fraguaron los planes y las fases para la toma del poder total: no podía haber mejor escenario para la conspiración contra el pueblo cubano, que este sitio macabro bañado de odios y sangre a borbotones. Odios y sangre, dos símbolos que acompañarán a Fidel Castro y su régimen, hasta el día que caigan, bajo la furia de un pueblo dispuesto a todo.

Dentro de esos planes, estaba la toma de todos los medios masivos de comunicación. Prácticamente desde enero de 1959, los dueños de periódicos, asustados por la ola de violencia y fusilamientos, comenzaron a huir del país y fueron creados órganos de prensa que respondían a la línea del gobierno. Lo mismo ocurrió con la Radio y la Televisión. En febrero de 1960, se expropian todos estos medios de personas exiliadas.
Ya estaba en circulación el periódico “Revolución”, bajo la dirección de Carlos Franqui. El 11 de marzo de 1959, en Santiago de Cuba había dicho Fidel Castro:”Lo que importa es la orientación que se da al pueblo” El 19 de este mes, se anunciaba la creación del ICAIC que, junto a la TV y Radio, se convertirían en los instrumentos principales de la ideología y propaganda del castrismo
En mayo de 1960, cierra sus puertas el “Diario de la Marina”
Le seguiría en octubre del mismo año, la nacionalización de once circuitos cinematográficos.

Desde el mismo comienzo del gobierno revolucionario, Fidel Castro fue la vedette de la TV, la Radio y los documentales del ICAIC, que había que verlos, obligatoriamente, antes de las películas.
Durante todos los años 60 y 70, el sistema de la TV cubana, la Radio y el ICAIC lanzaron un imparable barraje de propaganda política e ideología marxista sobre todo el pueblo cubano. Desaparecieron de los estanquillos, las revistas y periódicos extranjeros y se prohibió su circulación. En su lugar, llegaron las revistas soviéticas, alemanas, bulgaras, chinas, etc, conjuntamente con su cine de pacotilla y estereotipo.
En febrero de 1959, son disueltas las Universidades de Holguín, Pinar del Río, la Universidad católica de Villanueva y la masónica José Martí.
Todo el sistema editorial, sucumbiría ante la frenética embestida de un poder, que sin controles constitucionales, se pondría al servicio del marxismo leninismo. Llegarían millones de libros del ex-Campo Socialista, con el altruista propósito de desarraigar cualquier vestigio de erudicción burguesa. Hipoclorito de Sodio (Cloro) ideológico al 100% para blanquear la mente y el espíritu, de las blasfemias de la democracia y la libertad.
Fueron instalados en todos los parques del país, televisores para seguir las noticias, discursos y programas de la naciente Revolución.
En junio de 1961, se nacionaliza toda enseñanza privada y se forma un sistema de educación único, bajo los principios de la pedagogía “socialista”, que incluye la primaria, secundaria, pre-universitaria y universitaria y se crean las organizaciones de niños, adolescentes, jóvenes y los universitarios, bajo la dirección de la AJR y en 1962, de la Unión de Jovenes Comunistas.

Entre 1961 y 1962 se produce paulatinamente, un proceso de fusión de las organizaciones en el poder: 26 de Julio, Partido Socialista Popular y el Directorio Revolucionario 13 de Marzo. Se va armando en todo el país el sistema de Escuelas de Instrucción Revolucionaria (EIR) por las que pasaron cientos de miles de cubanos, adoctrinados con el marxismo de los libros soviéticos, y surgen las ORI y luego el PURS, Partido Unido de la Revolución Socialista, transformado en 1965, en Partido Comunista de Cuba.
Se crean tres libelos al servicio de la mentira y la propaganga goebbeliana del castrismo: el Granma, Trabajadores y Juventud Rebelde, con sus repetidores megafónicos en cada provincia.
Poco a poco, van surgiendo las llamadas organizaciones de masas: Central de Trabajadores, Federación de Mujeres, Comités de Defensa y la Asociación de Campesinos, Unión de Escritores, Unión de Periodistas
Niños, adolescentes, jóvenes, mujeres, trabajadores, artistas, intelectuales, periodistas, profesionales y campesinos bajo la égida de Fidel Castro y su partido único.
Estas son las piezas de un ensamblaje de atornillada artesanía, para un rígido y meticuloso lavado de cerebro y de control de las libertades colectivas. La gran prisión donde sólo hay espacio para el pensamiento infalible del Comandante en Jefe.
Aquellos que osaron no decir las palabras que Fidel Castro ponía en su boca; aquellos que tuvieron la irreverencia, de no aceptar tan siquiera una palabra de su pomposa berborrea, lo pagaron con el exilio, la cárcel y la muerte.
Se creó un único, largo y eterno discurso que ha durado casi cincuenta años. Quién lo haya oído en 1959 sabe que, en 2007, es la copia, enmascarada bajo nuevas formas, pero la misma retórica jurásica. Con puntos y comas, aunque más vacua y llena, no de orlas, sino de flecos amarillentos por el tiempo.

Su consigna:”Con la Revolución todo, contra la Revolución nada”

Un abrazo.

Asdrubal Caner Camejo

LA UTOPÍA SINIESTRA: LOS PIEZAS DEL PODER TOTAL (I)

En mi artículo sobre la creación del enemigo, prometí abordar otras piezas clave en la formación de el estado comunista totalitario en Cuba, aunque son características generales de esta concepción en todas partes.
Hoy trataré de continuar esta bochornosa y dolorosa saga.

Casi todos los cubanos depositamos en Fidel Castro todas nuestras esperanzas y sueños. Creímos en su mensaje de devolver al país a los fueros de la Constitución de 1940 y el respeto irrestricto a los derechos y libertades civiles y políticas. Y le siguimos de forma ciega. No nos percatamos – hasta mucho después – de las devastadoras consecuencias que tendrían para el país, las ideas
fraguadas en la cárcel y en la Sierra, para implantar los grilletes de una utopía siniestra.
Desde luego que, este análisis teórico no responde a los detalles históricos en que fue tomando forma el poder castrista sobre el pueblo de Cuba. Se trata de un estudio frío, severo, desde la distancia, la sabiduria y las lecciones, de estos largos años.

Entre 1958 y 1968 se armó una de las más perversas conspiraciones contra la Nación Cubana. Fuimos despojados de todo, absolutamente de todo. Hoy, estamos perdidos en un laberinto, bajo la frenética embestida del Minotauro. Y no se ve el fin para la agonia, la rabia y el dolor

Son varias las piezas de este rompecabezas totalitario. Las resumo de la forma siguiente:

1.- La creación del Enemigo
2.- Dominio Total sobre los Medios de Producción,
Distribución, Cambio y Consumo
3.- Dominio Total sobre los Medios Masivos
de Comunicación
4.- Sistema de Partido Único
5.- Estructuración del Sistema de Pensamiento Único
6.- Sistema Único de Vigilancia, Inteligencia,
Contrainteligencia, Desinformación y Defensa Militar
Policíaca y de Seguridad contra el pueblo.

Ya he explicado el primer aspecto sobre la extraordinaria relevancia de la creación del “Enemigo”: detrás del estereotipo de toda la fraseología hueca y panfletaria contra el Imperialismo, se esconde el verdadero enemigo: el Pueblo de Cuba.
Todo aquél que se atreva a cuestionar el poder absoluto, sera estigmatizado como gusano, mercenario, apátrida, escoria, diversionista, traidor, mafiosos y otras lindezas de la babosa berborrea radical de los comunistas y sus fanáticos seguidores.
ideológicos. Esa es la base real del Pensamiento Único del castrismo.
F. Castro no perdió tiempo. Desde el mismo principio de su gobierno, la arremetió contra todas las formas de pensamiento, que no se plegaran a su mesiánica idea de la sociedad cubana y su futuro “luminoso”.

2.- Dominio sobre los medios de producción

Como no puede haber pensamiento único si existen diversas formas de propiedad, entre mayo de 1959 y octubre de 1960, comenzó todo el proceso de intervenciones y nacionalizaciones de empresas extranjeras y cubanas. La Primera y Segunda Reforma Agraria concentraron, en manos del gobierno, el 63% de la propiedad de las tierras.
Desde 1940, en la Constitución de ese año, se planteaba la necesidad de liquidar las formas latifundistas y terratenientes de posesión agrícola en nuestro país. Ningún gobierno se atrevió a desafiar a los grandes terratenientes americanos y cubanos y crear una agricultura sobre bases más justas y modernas. Por eso, la 1ra. Ley de Reforma agraria creo grandes expectativas y fue un acto de reivindicación histórica, que todo el pueblo apoyó.
Esta ley podría crear un fuerte mercado agrícola e industrial y elevar el bienestar y la riqueza de los campesinos, a niveles nunca antes alcanzados. Era una extraordinaria posibilidad….que se perdió. En realidad, se le dio 5 caballería de tierra a precaristas y aparceros y el resto de las propiedades, el 80%… quedó en las manos incapaces del gobierno. Pero F. Castro no se quedó ahí: trato de que estos pequeños campesinos crearan cooperativas socialistas y todo fue un fracaso.

De la floreciente agricultura y ganadería de la isla en 1958, sólo queda el recuerdo. Sobre este fracaso- que conozco de cerca, porque era la base de mi doctorado – hablaré en otro artículo.
Realmente todo esto comenzó inmediatamente de su triunfo. F. Castro creó el Ministerio de Bienes Malversados y se apropió de todas las propiedades de los personeros del Batistato y de todos los bienes que dejaban atrás los burgueses en fuga. En abril de 1960, este Ministerio se había apropiado de más de $400 millones de pesos. Algunas de estas intervenciones eran legítimas, pues fueron resultado de operaciones fraudulentas y corrupciones de toda índole, de los políticos y empresarios inescrupulosos durante varios gobiernos anteriores.
Todo, o casi todo, fue redistribuido entre sus secuases y adláteres: casas, autos, joyas, pinturas, ropas, etc, etc. Populismo astuto para comprar adeptos y fidelidades. La nueva burguesía comienza su piñata.

Por la Ley 890 de 1960, se nacionalizan todos los bancos nacionales y extranjeros –excepto los canadienses – y 382 grandes empresas: centrales azucareros, fábricas textiles, ferrocarril, empresas cinematográficas, molinos arroceros, fábricas de bebidas, torrefactoras de café, empresas de comercio, etc.
Quedaron pequeñas industrias y comercio, que serían expropiados más adelante.
El 19 de marzo de 1962 se pone en funcionamiento la Cartilla de Racionamiento para todo el pueblo de Cuba. El racionamiento más largo en la historia de la humanidad: antier cumplió 55 años.
En marzo de 1968, fue el golpe final: la Ofensiva Revolucionaria liquidó todo lo que quedaba de propiedad privada. Cayeron hasta los timbiriches y puestos de bocaditos en las calles. Nada quedó. Para 1973, excepto en la agricultura, el gobierno tenía un 100% de las riquezas del país en sus manos.

Todo estaba en pie: el gobierno es el dueño de todos los trabajos y hay que ir a comer las migajas, de su mano racionada y pendenciera. El que no trabaja, no come. Punto. Sentencia leninista convertida en una afilada Espada de Damócles sobre las cabezas de los asustados siervos.

El entramado del Poder Total sienta las bases “luminosas”… del caos y el desastre.

Un abrazo.

Asdrubal Caner Camejo

Google search

Google