Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

martes, 6 de marzo de 2007

CANADA-CUBA: LAS MALAS NOTICIAS DEL IMPERIO

Todo el proceso de cambio de la URSS entre 1985-1989 , bajo la dirección de Mijail Gorvachov y la posterior caída del imperio soviético en 1991, tuvo un efecto devastador sobre el Gobierno cubano y sobre todo el país. Lo inimaginable, lo inesperado había puesto a la Nomenclatura de la isla en estado casi terminal: con esa caída desaparecieron los subsidios soviéticos, el comercio declinó y los suministros de petroleo pusieron al país de rodillas. Todo el desastre de la "floreciente" economía cubana salió a flote: todo el bloff de mentiras del gobierno se puso de manifiesto en dos años. Entre agosto de 1993 y agosto de 1994 la economía cubana tocó fondo y la crisis total del país mostró al mundo la pobreza y miseria general del pueblo cubano. El castrismo era eso: una fábrica gigante de miseria donde cada generación es más mísera que la anterior. Los dirigentes cubanos a todos los niveles, esperaban la caida del comunismo de un momento a otro.Y en eso, llegó Mr. Chrétien, Primer Ministro de Canadá. En su visita a Cuba el 26 de abril de 1998 Mr. Chrétien llevaba un importante portafolio de inversiones, incluyendo $38 millones para la ampliación del Aeropuerto José Martí. A partir de 1994, este flujo de capitales canadienses crecieron a un ritmo muy alto y, el comercio entre las dos naciones aumentó en un 60%. Por tanto, la visita iba a impulsar las nuevas y crecientes inversiones y profundizar la colaboración mutua en diversos campos de la economía. Fue un viaje salvador: el régimen castrista contaba con un respiro. Decenas de compañias canadiense se abrieron paso en el turismo, la minería, la telefonía celular, la Internet y otras ramas.Con la promulgación de la Ley No. 77 de Inversiones Extranjeras de 1993, Cuba creó la Geominera S.A y la Sherritt International Corporation de Canadá comenzó a trabajar en la isla en una Join Venture con el 49% de las acciones en la explotación del niquel.

En 1999 Cuba abrió 112,000 kilómetros cuadrados de su zona de exclusión económica en aguas del Golfo de México, divididos en 51 bloques, para la exploración extranjera y posterior desarrollo. La española Repsol, Petrobras de Brasil, la canadiense Sherrit International, firmaron contrato para bloques de exploración de petroleo.
Repsol YPF se unió a las compañías Hydro, de Noruega, la india OVL y CUPET de Cuba y contataron seis bloques de las aguas cubanas para esa busqueda. Fue una verdadera avalancha de transnacionales que se lanzaron sobre las costas del país para encontrar el oro negro. La cúpula cubana cruzó los dedos, puso una wuemba bajo una ceiba y llamaron a los babalaos para que los Orishas ayudaran con el milagro. La wuemba funcionó: Repsol encontró miles de millones de toneladas de petróleo, pero a muy profunda distancia, que sólo podría serlas rentables si el precio del mercado mundial subía. La Sherrit International Corporation tuvo más suerte: está produciendo 68,000 barriles diarios de petróleo crudo, que junto a los 95,000 barriles de Venezuela, cubren en gran medida las necesidades de la desamparada isla. Pero esa no son las malas noticias.

La mala noticia es que la Sherrit International, ese monopolio sin escrúpulos, piensa exportar el petróleo cubano, pues hay un inusitado crecimiento de esa producción.
La Sherrit International reportó ganancias sin precedentes para 2006 y planea nuevas inversiones en Cuba por más de $500 millones en los próximos años.
En un informe del 2005 del Geological Survey de EE:UU se calcula que las reservas petroleras de Cuba son del orden de los 4,600 millones de barriles y billones las reservas de gas natural.
¿Se imaginan ustedes, queridos lectores, a Fidel Castro y Hugo Chávez cómo las principales potencias petroleras de América y, posiblemente, del mundo?
No hay nada peor que le pueda pasar a esos dos pueblos. !Que se olvide Obatalá de tener zapatos nuevos y un plato decente en su mesa!
Muy malas noticias del Imperio.

Un abrazo.

Asdrúbal Caner Camejo

CANADA-CUBA: LAS MALAS NOTICIAS DEL IMPERIO

Todo el proceso de cambio de la URSS entre 1985-1989 , bajo la dirección de Mijail Gorvachov y la posterior caída del imperio soviético en 1991, tuvo un efecto devastador sobre el Gobierno cubano y sobre todo el país. Lo inimaginable, lo inesperado había puesto a la Nomenclatura de la isla en estado casi terminal: con esa caída desaparecieron los subsidios soviéticos, el comercio declinó y los suministros de petroleo pusieron al país de rodillas. Todo el desastre de la "floreciente" economía cubana salió a flote: todo el bloff de mentiras del gobierno se puso de manifiesto en dos años. Entre agosto de 1993 y agosto de 1994 la economía cubana tocó fondo y la crisis total del país mostró al mundo la pobreza y miseria general del pueblo cubano. El castrismo era eso: una fábrica gigante de miseria donde cada generación es más mísera que la anterior. Los dirigentes cubanos a todos los niveles, esperaban la caida del comunismo de un momento a otro.Y en eso, llegó Mr. Chrétien, Primer Ministro de Canadá. En su visita a Cuba el 26 de abril de 1998 Mr. Chrétien llevaba un importante portafolio de inversiones, incluyendo $38 millones para la ampliación del Aeropuerto José Martí. A partir de 1994, este flujo de capitales canadienses crecieron a un ritmo muy alto y, el comercio entre las dos naciones aumentó en un 60%. Por tanto, la visita iba a impulsar las nuevas y crecientes inversiones y profundizar la colaboración mutua en diversos campos de la economía. Fue un viaje salvador: el régimen castrista contaba con un respiro. Decenas de compañias canadiense se abrieron paso en el turismo, la minería, la telefonía celular, la Internet y otras ramas.Con la promulgación de la Ley No. 77 de Inversiones Extranjeras de 1993, Cuba creó la Geominera S.A y la Sherritt International Corporation de Canadá comenzó a trabajar en la isla en una Join Venture con el 49% de las acciones en la explotación del niquel.

En 1999 Cuba abrió 112,000 kilómetros cuadrados de su zona de exclusión económica en aguas del Golfo de México, divididos en 51 bloques, para la exploración extranjera y posterior desarrollo. La española Repsol, Petrobras de Brasil, la canadiense Sherrit International, firmaron contrato para bloques de exploración de petroleo.
Repsol YPF se unió a las compañías Hydro, de Noruega, la india OVL y CUPET de Cuba y contataron seis bloques de las aguas cubanas para esa busqueda. Fue una verdadera avalancha de transnacionales que se lanzaron sobre las costas del país para encontrar el oro negro. La cúpula cubana cruzó los dedos, puso una wuemba bajo una ceiba y llamaron a los babalaos para que los Orishas ayudaran con el milagro. La wuemba funcionó: Repsol encontró miles de millones de toneladas de petróleo, pero a muy profunda distancia, que sólo podría serlas rentables si el precio del mercado mundial subía. La Sherrit International Corporation tuvo más suerte: está produciendo 68,000 barriles diarios de petróleo crudo, que junto a los 95,000 barriles de Venezuela, cubren en gran medida las necesidades de la desamparada isla. Pero esa no son las malas noticias.

La mala noticia es que la Sherrit International, ese monopolio sin escrúpulos, piensa exportar el petróleo cubano, pues hay un inusitado crecimiento de esa producción.
La Sherrit International reportó ganancias sin precedentes para 2006 y planea nuevas inversiones en Cuba por más de $500 millones en los próximos años.
En un informe del 2005 del Geological Survey de EE:UU se calcula que las reservas petroleras de Cuba son del orden de los 4,600 millones de barriles y billones las reservas de gas natural.
¿Se imaginan ustedes, queridos lectores, a Fidel Castro y Hugo Chávez cómo las principales potencias petroleras de América y, posiblemente, del mundo?
No hay nada peor que le pueda pasar a esos dos pueblos. !Que se olvide Obatalá de tener zapatos nuevos y un plato decente en su mesa!
Muy malas noticias del Imperio.

Un abrazo.

Asdrúbal Caner Camejo

Google search

Google