Campaña

Search

Cargando...

Blog Archive

Contenido

Un sitio de reflexiones maduras, serenas y objetivas sobre la problemática de Cuba y su futuro posible. Puntos de vista sobre Literatura, Economía, Política, Sociedad, Historia y Cultura, así como sobre el exilio cubano en todo el mundo.

Asdrubal Caner

Asdrubal Caner
Escritor y Poeta

Blog Archive

Post for e-Mail

Enter your Email


Preview | Powered by FeedBlitz

comentarios


es temprano,siga leyendo

martes, 27 de mayo de 2008

LOS TERRORISTAS DE FIDEL CASTRO

La dictadura militar cubana otra vez acusa a los disidentes y opositores, de ser mercenarios y terroristas al servicio de los EE:UU. Es un show mediático para esconder el recrudecimiento de la represión y el terror contra estos heróicos hombres que, pacíficamente, buscan derechos y espacios de libertad para nuestro pueblo.

Ninguna de estas personas, jamás han tomado las armas para combatir la dictadura más antigua del continente. Ninguno a puesto bombas o atacado violentamente a objetivos civiles, militares o industriales del país. Es un movimiento pacífico que, ha pesar de la cárcel, las golpizas y la represión terrorista, de un Estado basado en la violencia, no tienen odio contra sus represores. Han resistido las torturas y los tratos degradantes de sus carceleros, y no sienten rencor contra esos salvajes que les odian.

El terrorismo ha sido la base estratégica del castrismo, desde el asalto al Cuartel Moncada. Fue la línea del Movimiento 26 de Julio desde sus orígenes. Fue una constante de la política de F. Castro desde que tomó el poder. Ahí está su obra en A. Latina, a traves de la Tricontinental, creando guerrillas y movimientos subversivos en los países de nuestro continente, matando y asesinando opositores y regando el odio de su doctrina, por todas partes.

Como soy testigo del terrorismo del Movimiento 26 de Julio, aquí les pongo dos anécdotas.

Tenía yo 13 años y vivía en Santiago. Era 1958 y los rebeldes de Fidel Castro tenían un cerco a la ciudad, que nos condenaba al hambre. El movimiento clándestino 26 de Julio ponía bombas todas las noches. La orden era atacar policías, militares, marinos y objetivos industriales y comerciales de toda la ciudad. Morían civiles, mujeres, niños, cualquiera que pasara en ese momento por las calles de las bombas. Dos de ellas, destrozaron a una fábrica de refrescos y un almacen de azúcar, situados en la Alameda Michelssen, con varios muertos y heridos.

No se podía salir de la ciudad, ni transitar por la Carretera Central. Habían atacado autos llenos de familias y los habían matado. En uno de esos ataques, fue muerto uno de mis familiares, que vivía en Caney del Sitio. Recuerdo haber ido al funeral, con mis padres. Fue terrible coger aquella carretera para asistir al entierro. En el auto, ibamos flotando sobre el miedo, aterrorizados por la posibilidad de un ataque similar.

Una tarde, a la hora del crepúsculo, había dos hombres en una calle del Reparto Agüero, que llamaron mi atención. Estaban sentados en los quicios de dos casas, a ambos lados de la calle. Parecían que leían un periódico. Sobre el quicio, una caja de zapatos.

A una cuadra de distancia, se encontraba la parada de la guagua, en la calle Camino de la Isla. A eso de las siete de la noche, llegó una guagua. De ella se bajó un militar de Batista, un marino vestido de blanco, con un fusil al hombro, una carabina M-15. Los dos hombres se escondieron. El marino comenzó a caminar por la calle vacía y silenciosa.

De pronto, desde la penumbra, salieron aquellos dos hombres, con revólver en mano, disparándole al marino, que cayó al suelo. Su pecho y una de sus piernas llenos de sangre. Los hombres tomaron el fusil y le iban a rematar. Algo se habló. Los hombres salieron corriendo y dejaron allí, desangrándose, al marino que pedía ayuda. Salieron unos vecinos y llegó una patrulla de la policía. Se llevaron al herido al Hospital Militar. Quedó mutilado para siempre.

Otro día, finales de octubre del mismo año, estábamos un grupo de jóvenes jugando al dominó, en la acera de la cuadra, al lado de mi casa. Serían las ocho o nueve de la noche. Repentinamente, nos pusieron un fusil en la cabeza a Juan, Jorge y a mi. Saltamos de la mesa como un resorte, asustados de muerte. Buscaban a un negro llamado Bebito, que decían era chivato. Momentos antes, Bebito estaba jugando con nosotros. No sabíamos a dónde se había metido el negro. Desapareció como por arte de magia. Uno de los rebeldes era un vecino nuestro, que se había alzado recientemente. Luego de rastrear por dondequiera en busca de Bebito, fue a casa de su mamá. Poco después, se fueron los rebeldes.

Unos días después, supimos que la madre del rebelde había escondido a Bebito y, le había salvado su vida.

De orígen campesino, el padre de este rebelde tenía una finca por la Carretera de Marverde. Tendría unos setenta años, pero seguía trabajando la tierra. Un día, en uno de sus viajes a la finca, fue atacado por los rebeldes. Lo dejaron mutilado de por vida. ¿Sería su propio hijo? Al triunfo de F. Castro, dijeron que habían sido los militares, y le dieron una pensión.

Dentro del pueblo de Cuba, hay miles de anécdotas de la violencia terrorista del 26 de Julio, lidereado por F. Castro durante los años de la lucha clándestina. Hay muchos muertos, heridos y mutilados que dejaron esos años sangrientos.

La violencia y el terrorismo político y estatal en Cuba, siempre van a estar ligados a F. Castro, su hermano y sus lacayos. A F. Castro, sobre todo, desde sus días gansteriles y violentos en la Universidad de La Habana. A su nombre está ligada la muerte de Manolo Castro en esa Universidad.

Por ello, acusar al movimiento pacífico opositor en Cuba, es el colmo de la desverguenza y del cinismo de la dictadura militar cubana. Algún día saldrán a la luz pública, sus innumerables crímenes de lesa humanidad.

Un abrazo

Asdrúbal Caner Camejo

Representante del PSC

en Canadá.

jueves, 22 de mayo de 2008

LOS REALES MERCENARIOS


Foto tomada durante una reunión del Estado Mayor con la presencia de Che y el Comandante José Ramón Machado Ventura, entonces Ministro de Salud Pública en Cuba


He dicho que, la creación del “Enemigo” le dio a Fidel Castro y su pandilla, la extrema posibilidad propagandística, de acusar a cualquier cubano, que no coincidiera con sus delirantes ideas, de ser un “mercenario al servicio del imperialismo” o “ agente de la CIA”, aparte de otras descalificaciones. Si de descalificaciones se trata, ellos, esa mafia militar octogenaria, son los maestros.


Pero…¿Quiénes son los reales mercenarios en Cuba? Fidel Castro, que ha dedicado su vida a buscar notoriedad y gloria fronteras afuera de la isla, creó un verdadero Ejercito de Mercenarios, que fueron pagados para ir a Argelia, el Congo, Somalia, Etiopía, Angola, Viet Nam, El Salvador, Guatemala, Bolivia, Nicaragua y otras partes de América. ¿Cuánto pagaba Angola por esos mercenarios? Entre $600- 1500 dólares por cabeza, dependiendo de su grado militar. Fidel Castro y su Junta Militar se embolsillaron cientos de millones de dólares, pagados por Angola y la ex Unión Soviética. Ellos, sus Generales, fueron parte del saqueo de oro, marfil y otras riquezas de Angola. El pueblo de Cuba, solo recibió a sus muertos, heridos y mutilados, que se cuentan por decenas de miles, y que ahora están totalmente olvidados y en la miseria más espantosa.



Él estuvo presente, desde su llegada, en los distintos momentos cruciales de la contienda. Así fue hasta que del 18 al 21 de Noviembre de 1965 se realiza la retirada de las tropas cubanas participantes en la guerra de liberación de los revolucionarios del Congo.

En Nicaragua, mandó al Regimiento “Camilo Cienfuegos” , con miles de hombres, al mando del famoso General Pascualito, para ayudar a los sandinistas, a la toma del poder. Se dice que, el propio Fidel Castro, dirigió toda la ofensiva final en Matagalpa, León, Masaya y Managua.

En Argentina, con la aventura de Jorge Ricardo Masseti, el Comandante Segundo, armado, entrenado y apoyado por el ejercito cubano. En República Dominicana, con el Coronel Caamaño, también armado, entrenado y apoyado por el ejercito de Cuba.

El mercenarismo ha sido parte sustancial de la estrategia de Fidel Castro, para “derrotar” a los Estados Unidos. Desde luego, pagado por la Unión Soviética, de la cual fue unos de sus titeres más asquerosos, al punto de poner en la Constitución de su país, su lealdad a la extinta URSS.


Creó todo un sistema de Escuelas de preparación y entrenamiento, de miles de terroristas, para mandarlos a todas partes de América. En ellos se gastó las riquezas del país, y lo hundió en la crisis más grave que ha tenido Cuba, en toda su historia. Esas Escuelas estaban en las montañas de Santiago de Cuba, Las Villas y Pinar del Rio.

El ex Suboficial boliviano Mario Terán, a la izquierda, junto a Ernesto “Che” Guevara, momentos previos a la ejecución del guerrillero.


Ahora, que vieron fracasar todas esas aventuras terroristas, son mercenarios al servicio del Coronel Hugo Chávez, que les envía millones de barriles de petróleo diario y, les fabrica refinerias y casas.


Por ello, acusar a los disidentes cubanos de mercenarios, por recibir ayuda de Estados Unidos y otras partes del mundo, es una de sus jugarretas más sucias. Para eso se prestan esos mercenarios de la mentira de la Mesa Redonda, y otros degenerados “periodistas” del Aparatus castrista.


La Nomenclatura Militar quiere tener a la Oposición, no solo bajo permanente vigilancia, golpizas, torturas ,destierros y encarcelamientos, sino, sin un centavo para llevar a cabo su obra pacífica y democrática, a favor de un cambio en Cuba.


Las “pruebas” presentadas para acusar a Martha Beatriz Roque, Antunez y otros, demuestran los métodos inescrupulosos y demenciales de la Gestapo cubana, donde la violación de la correspondencia personal, el control de la Internet, asi como la escucha de conversaciones privadas, es parque del arsenal de la impunidad del poder.


http://icoddelosvinos.bitacoras.com/imagenes/chile_allende_lamoneda.jpg
Guevara y Allende y hermanos Tony y Patricio de la Guardia y Allende

No escucharemos protestas de los organismos internacionales, sobre estas prácticas maquiavélicas de las autoridades cubanas. Silencio total. Y la complicidad de España, Italia, Alemania, Canadá y otros países, ante esta salvajada y estos atropellos a la dignidad y los derechos de los ciudadanos cubanos.


Por ello considero que, es tiempo de mandar todos los recursos que podamos, a la heróica resistencia disidente. Apoyar al gobierno de los EE:UU a continuar con esas importantes ayudas; a las organizaciones cubanas en el exilio, a que continuen su apoyo a las familias de los presos políticos y a todos los que luchan.

Mientras el régimen disfruta de fondos más que suficientes para la represión y el terror, tratan de bloquear los recursos que se envían a la Oposición, una oposición que ha sido expulsada de sus trabajos, y que se le niega hasta la salud pública, para aplastarla y derrotarla por hambre y las otras armas disponibles, en el infinito caudal de la indignidad de estos verdaderos y reales mercenarios.


Un abrazo.


Asdrúbal Caner Camejo.

Representante del PSC

en Canadá.

miércoles, 7 de mayo de 2008

CUATRO SON LAS LLAVES DE LA CAÍDA

Cuatro son las llaves de la caída de la satrapía cubana. Si las cuatro ocurren al mismo tiempo…
!Hasta la Vista, Baby!

Ellas son: Las remesas del exilio, la caída de Chavez, la Ley de Ajuste Cubano y la crisis alimentaria mundial.

El exilio cubano – que odia y desprecia a Fidel Castro y su pandilla de asesinos, como a nadie más sobre la Tierra – no acaba de parar sus envíos de dinero a la isla. La certidumbre de que, ese régimen salvaje dejara morir a sus familias de hambre, se ha convertido en el chantaje más fructifero y cuantioso, de cuantos se han pagado en el mundo. No hay bandido en A. Latina, que haya cobrado un chantaje de esa magnitud. ¡Ni los secuestros de las FARC producen tantas utilidades!. Se calcula entre 1,200 y 1,500 millones de dólares, las entradas en remesas y visitas a familiares, las que dejan los exiliados cubanos cada año. Un verdadero botín, que le permite al gobierno comprar grandes cantidades de alimentos en Estados Unidos, Canadá y otros países, pero que no alcanza para alimentar a toda esa población, a pesar de los programas de alimentos de la ONU, que siguen aportando millones para paliar la extrema situación. Ahora mismo se anuncia la entrega de 1,5 kg. de cereales fortificados, a un elevado porciento de niños orientales, que padecen anemia. El Programa es de 11,5 millones para cinco años.
Pero, este año, esperan gastar unos $1,900 millones por la subida de los precios de los alimentos.

Si el exilio para esa sangría…¿que pasaría? ¿De dónde esa mafia sacaría el dinero para la alimentación?

La catastrofe agrícola castrista, no se resuelve en un año, ni en cinco. Son gravísimos los problemas estructurales que tiene la agricultura, que van desde las formas de tenencia de la tierra, los precios de los productos, los suministros de insumos, la escasez de fuerza de trabajo, hasta la dualidad monetaria, sin descartar el desestimulo y el desaliento que existe en los campos cubanos, ante la desidia y el desinterés de las autoridades.
Por consiguiente, no se esperan ni soluciones mágicas ni que este gobierno - de los mismos energúmenos que la han llevado a las ruinas – pueda implementar un plan de medidas emergentes y de fondo, para generar los recursos alimenticios que tanto necesita nuestro país.

La crisis alimentaria mundial, tendrá un terrible impacto en la economía de la isla y, consecuencias difíciles para los gendarmes del Bunker. La población cubana no aguantará más hambre bajo la dirección de los comunistas. Se pueden dar momentos muy dramáticos en los próximos meses.

El gobierno castrista está estudiando una reforma migratoria, para echarle el ¡Salvese quien pueda! a otros países, incluyendo los Estados Unidos. Pero, ante una posible oleada migratoria, ese país eliminará la Ley de Ajuste Cubano y, reforzará los controles en sus costas y mares adyacentes. Debe tenerse en cuenta también, la advertencia que le han hecho los EE:UU a Cuba, sobre las consecuencias de una posible emigración descontrolada

¿Qué hará el pueblo de Cuba, sin remesas, sin comida y sin posibilidades de nadar las 90 millas?

La única fuente posible es el Comandante Rojo, Chávez, abatido por el NO que le dieron en la consulta electoral, por las revelaciones de sus conexiones con las FARC, los problemas de la economía venezolana y, la caída en picada de su popularidad.
Cualquier cosa puede pasar en Venezuela, en los meses que vienen.

¿Podrán coincidir todos estos sucesos clave, en el futuro cercano, y acabar de una vez y para siempre con una de las últimas y más perversas dictaduras comunistas del planeta?

Nadie sabe. La suerte es loca y, a cualquiera le toca. Yo ruego que nos toque a los cubanos.


Un abrazo.

Asdrúbal Caner Camejo
Representante del PSC en Canadá

Google search

Google